martes, 6 de septiembre de 2011

Un retal de insomnio


... Ellos no saben lo que es la muerte. Y pocos saben siquiera lo que es la vida.
La vida no es respirar, abrir los ojos, comer, trabajar para poder comer y pagar una bonita casa con jardín. La vida no es dejar pasar que los días se coman la juventud, la energía, la vitalidad... La vida no es llegar a viejo, cuanto más viejo mejor... La Vida no se tiene por el simple hecho de estar vivo... No, la Vida es una apuesta fuerte, un juego duro contra la Nada, una experiencia en sí misma, trágica y sublime... La Vida es sentir cómo el aire llena los pulmones hasta la saciedad, los inunda para luego escapar dejándolos exhaustos; es notar la sangre que fluye por las venas, que se mueve, que viaja por el cuerpo regándolo todo como un elixir mágico y nutritivo... Y ser consciente de que unos minutos sin ese precioso aire que arde en los pulmones significa la Oquedad. Y no olvidar que un derrame de la vid carmesí significa la Negrura Eterna...
La Vida es ser dolorosamente consciente de la Muerte y tener el coraje de enfrentarse al miedo patológico de perderla en cualquier momento, y disfrutarla como un don y exprimirla y comerla como un fruto hermoso que se pudriría, inútil y sin sentido, si sólo nos limitásemos a contemplar su belleza.

Publicar un comentario

Gracias por comentar :-)

Whatsapp Button funciona solo en dispositivos móviles

Escribe y haz clic en ENTER para buscar